image

Transformación digital en formación ejecutiva: WOW Room

El pasado fin de semana del 7, 8 y 9 de junio, IE Business School celebra su reunión anual con los antiguos alumnos, el Global Alumni Weekend. Aprovechando la celebración del decimo aniversario de nuestro Executive MBA en el Instituto de Empresa, nos reunimos algunos de los antiguos compañeros del master, hoy buenos amigos. Mi experiencia en el curso fue muy satisfactoria. Aprendí de las experiencias y conocimientos transmitidos de los profesores, trabajando fundamentalmente el método del caso. También, copié mucho de las mejores prácticas de mis compañeros, de sus distintos modos de enfocar un caso, y tomé buena nota, en las discusiones de las dinámicas de los equipos de trabajo. Todo ello, me empujó a dar un salto cualitativo en la cantidad, y calidad, de mi caja de herramientas, que todos los profesionales llevamos encima.

Desde aquel año, he realizado varios cursos en el IE Business School, en formato presencial, blended y online, observado la evolución de la formación, en esta puntera escuela de negocios.

Hoy en día las clases presenciales, han evolucionado, y aprecio un dialogo mayor en las clases. Hemos pasado de una comunicación unidireccional del profesor a los alumnos, con una discusión bidireccional en el caso, por ejemplo, del método del caso, a unas sesiones donde aún se trabaja más profundamente la participación. Esta se enriquece con ejercicios cortos, para entender los conceptos más relevantes, y discusiones, con experiencias reales, sobre la materia.

El IE Business School, posee en su ADN, la innovación. Lo que antes era una característica más de una empresa, hoy es un requerimiento para seguir en el mercado. El Instituto de Empresa le ha dado una vuelta más, y bajo la etiqueta de la transformación digital, ha cambiado desde su logo, hasta su lema. El Instituto de Empresa tiene claro que su modelo de negocio evoluciona exponencialmente, debido a las nuevas necesidades de sus clientes, el entorno VUCA donde nos desarrollamos, el cambio de paradigma con la aplicación de las nuevas tecnologías, y las herramientas de comunicación. Su plan estratégico, le ha llevado a proclamar que su misión, es Reinventing Highher Education.

Bajo ese modo de hacer, la de no dar nada por sentado, en la formación ejecutiva, nace la WOW Room. Es un buen ejemplo práctico, para entender cómo se puede aplicar la transformación digital en el negocio de la formación ejecutiva.

La demanda de cursos online es creciente en los últimos años. De hecho, la Universidad de Harvard, vendió en 2017, más cursos online, que todos los cursos realizados desde su fundación hasta la fecha. Si nos referimos exclusivamente a los cursos síncronos, aquellos que interactúan al mismo tiempo, el profesor y los alumnos, el reto fundamental, es mantener la atención, a través de la pantalla del ordenador. Si bien, este es el reto actual mayor de todo formador, en los cursos online se acrecienta, al aumentar la distancia entre el profesor, y los alumnos, y no menos importante, entre el grupo de alumnos.

La WOW Room, Window on the World, es una iniciativa para aproximar todo el ecosistema de la formación, aprovechando las nuevas tecnologías. Cuenta con un vidiwall de 45 m², formado por 48 pantallas de 55 pulgadas, sin marco. Forma un impresionante conjunto en forma de u, que “rodea” al profesor en su exposición. De hecho, el profesor se sitúa en el centro de un escenario rodeado del vidiwall, y al otro lado, una pequeña tribuna. Además, el conjunto contiene una cámara que sigue los movimientos del formador, sin necesidad de operario. La WOW Room, tiene un sistema integrado de sonido, y también, un sistema RGB de ambientación e iluminación.

El objetivo del acercamiento, tiene dos sentidos. Por una parte, el profesor está rodeado, por las imágenes de hasta 60 alumnos, teniendo una mayor sensación de cercanía. El sistema es más eficaz, que una plataforma convencional de elearning, al poder ver a tus alumnos, todos a la vez, y poder interactuar con ellos. Por otra parte, los alumnos pueden ver, en sus respectivas pantallas, a más compañeros, y al profesor de cuerpo entero, no solo el rostro, “acercándose” un poco más.

Gracias a la tecnología, alumnos y profesor, están más próximos. El uso de la tecnología ofrece información y modos de interactuar nuevos. Además, de poder presentar documentos, fotografías, presentaciones, conexión a internet, etc., el sistema permite lanzar encuestas y preguntas a contestar, de un modo sencillo. Muestras sus resultados en gráficos, que el profesor ve en su configuración estándar, en los módulos laterales. Otras innovaciones, que están explorando, son la medición del seguimiento de los alumnos, con lo que el profesor, tiene información real del grado de seguimiento de su sesión. También, posee datos, por alumno, del grado y tiempo de participación.

En resumen, todo un escenario, para que el alumno sienta más próximo al profesor, y esa barrera de la lejanía, no sea un obstáculo para el seguimiento de las sesiones online, y su aprendizaje. Si a eso incluimos, las excelentes prácticas de marketing de la IE Business School, para hacer visible su liderazgo en innovación en la formación ejecutiva, mostrando la WOW Room, hemos cerrado el circulo virtuoso del planeamiento estratégico, su ejecución, y difusión.

La pregunta final:

¿Dónde podemos aplicar la transformación digital en nuestra empresa, proyecto o departamento?

Te puede interesar

DEJA TU COMENTARIO